Alfonso G. BENÍTEZ BUSTOS

Desde la primera edición en 1996 de la Olimpiada Nacional, ahora Nacionales Conade, el voleibol de sala oaxaqueño no se colgaba una medalla en la rama femenil y este año lo hacen de la mano de Gabriela Luis Carrasco, primera mujer entrenadora en subirse al podio en esta modalidad por Oaxaca.

La última medalla conseguida en sala, fue en el año 2019, con un equipo varonil, también de la región del Istmo, mientras que, en el femenil, fue en 1996, con Francisco Medel, cuando un equipo femenil se colgó la primera y única medalla, hasta hoy, con la plata en el mini voleibol.

La escuadra oaxaqueña que alcanzó el bronce en Nayarit, es de Juchitán de Zaragoza, en el Istmo de Oaxaca y contó con el refuerzo de dos jugadoras de Puerto Escondido, quienes fueron titulares y base del equipo que se pudo colar a las medallas.

El equipo se quedó con el tercer lugar en la categoría infantil mayor 15-16 años, al vencer al equipo de Tamaulipas en tres sets que comenzaron perdiendo, pero pudieron sobreponerse para llevarse el segundo y tercero.

La escuadra oaxaqueña pasó a la ronda se finales como primero de grupo, venciendo a los equipos de Quintana Roo y Michoacán, además de Nuevo León, equipo al que se encontrarían en la semifinal y con quien ya ni pudieron repetir el triunfo para asegurar la plata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here