Enrique GARCÍA

Con el empate a un gol en el partido de vuelta, Chapulineros de Oaxaca se coronó campeón de la Liga del Balompié Mexicano (LBM), superando en el global (2-1) al conjunto de Jaguares de Jalisco.

Las acciones de realizaron al medio día de este domingo en la cancha del estadio “Independiente” de San Jerónimo Tlacochahuaya, donde el equipo oaxaqueño llegó con la mínima ventaja de 1 gol a 0 en el partido de ida, disputado en Jalisco.

El duelo inició con constantes ataques de los de Jalisco, quienes debían hacer un gol tempranero para meterse al partido, pero a la media hora de juego, Donato Estala Carrillo, hizo el gol que les daba mayor tranquilidad a los de casa, luego del centro de Omar Carillo, al minuto 30.

Un descuido de la defensa saltarina provocó que Cristian Nieves acortara en el marcador y volviera a dar vida a Jalisco, al minuto 33 de tiempo corrido, para irse al descanso con la igualada, pero aún con ventaja para Chapulineros.

En el cuadro felino insistió con llegar al marco de los locales, pero la poca claridad terminaba solamente en jugadas de peligro que Chapulineros supo contener para evitar el gol de la igualada y con ello el alargue del partido.

Al final, el conjunto visitante no encontró el modo de hacerle daño al conjunto de Omar Arellano y al pasar los 90 minutos de tiempo corrido, el silbante selló la coronación de Chapulineros y con ello el bicampeonato de la LBM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here