Omar SANTIAGO RICÁRDEZ

Esta tarde circuló en diferentes grupos de redes sociales la muerte de un guardameta oaxaqueño durante un partido de la categoría diamantes entre Ocotlán y Pumas en el campo de la agencia de Pueblo Nuevo; las noticia fue desmentida por el cuerpo arbitral, que señaló sólo se trató de un desvanecimiento por el golpe.

Francisco Enriquez fue dado por muerto en diversos medios no oficiales. Durante la contienda, apenas al minuto cinco, Enríquez salió por el esférico, sin embargo no lo sujetó bien y cayó al suelo, golpeándose en la frente con la espinilla de un rival.
El portero salió lesionado y al no sentirse bien pidió que no lo movieran, quedando en el suelo durante unos 40 minutos hasta que arribó una ambulancia para certificar su estado de salud.
Luego de constatar que no tenía mayores daños Enríquez salió del terreno de juego por propio pie.
El partido continúo instantes después y fue sancionado por Agustín Rosario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here