Omar SANTIAGO RICÁRDEZ

El alemán Jonas Deichmann se mostró maravillado de estar en la ciudad de Oaxaca de Juárez, a donde arribó esta tarde proveniente de la región de la Cañada, por donde entró al estado hace un par de días.
Acompañado por atletas y ciclistas, al llamado “Forest Gump” hizo una pausa en la Villa de Etla, donde al mediodía hizo una pausa para desayunar.
Después retomó el camino y acompañado por corredores y ciclistas, además de un auto que lo abanderó hasta su llegada a la Alameda de León, en el centro de está ciudad.
Ahi se sumaron elementos de la policía vial, quienes lo escoltaron entre vehículos del transporte público, particulares y motociclistas.
Cerca de las 15:00 horas arribó a la Alameda y más tarde se dirigió al quiosco del zócalo.

Deichmann llegó a México por Tijuana, en Baja California, y el objetivo es correr una maratón diario durante 120 días para completar su paso en Cancún, Quintana Roo, en donde se embarcará con destino a Portugal y posteriormente dirigirse a Alemania, acompletando con ello la vuelta al mundo.
El atleta señaló que la travesía la realiza como un homenaje a los niños africanos, quienes diariamente llevan a cabo caminatas extensas para asistir a la escuela.

Asimismo, organizaciones afines a su causa comprarán bicicletas para niños de comunidades pobres de ese continente.
“Hasta ahora llevó cerca de 3 mil 500 kilómetros recorridos en menos de 80 días, esto quiere decir que un promedio de 45 kilómetros por día, además por cada uno se dona un euro, a la fecha ya son más de 30 mil dólares reunidos”, destacó.
El «Forest Gump» espera estar de regreso en su casa a mediados de noviembre y por ello este jueves por la mañana saldrá hacia Mitla para tomar rumbo al Istmo de Tehuantepec, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo, donde tendrá su punto final en América.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here