Alfonso G. BENÍTES BUSTOS

Luego de la agresión que sufrió el jueves 22 de abril el silbante Pablo Juárez durante el partido de liguilla de las canchas El Barrio entre Calabacitas Tiernas y Real Coholicos por conducto de Spencer Martínez, diversos circuitos manifestaron su repudio e inmediata intervención y justicia de las autoridades correspondientes.

El jugador ya fue vetado de El Barrio, mientras que Pablo Juárez señaló que realizará su denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado para ser el antecedente más próximo del que se tenga cuenta en agresiones a silbantes y árbitros en la capital oaxaqueña y alrededores, siendo las diversas modalidades del futbol y el basquetbol las más recurridas.

Gerardo Meléndez, responsable de las Ligas de Futbol Soccer y Futbol 7 “Gral. Manuel Cabrera Carrasquedo” lamentó la situación , pues “el deporte coadyuva para el bienestar de quienes lo practican y no es posible que personas que no saben controlar sus cambios de carácter lesionen o insulten a quienes cumplen con su trabajo de sancionar un juego”.

El coordinador Fernando Cruz Pérez atestó que no es posible este tipo de actos, “más cuando se está en medio de una pandemia, donde después de un año de no poder jugar se abren los espacios y resultan personas que, en lugar de divertirse y hacer ejercicio, buscan desquitar sus traumas”.

Meléndez Matías adelantó que se está platicando con los dueños y coordinadores de las diferentes ligas de para unirse y sancionar a Spencer Martínez y al equipo Calabacitas Tiernas.

Los circuitos firmantes serán Ligas “Gral. Manuel Cabrera Carrasquedo”, Liga El barrio, Mundo 7, Cancha del 10, Cinco Señores, Liga de Futbol Rápido San Juanito y se espera que en el trascurso de la semana se unan las restantes.

 

LOS HECHOS…VERGONZOSOS

Lo que parecía ser un partido normal de liguilla en el torneo de futbol rápido de El Barrio se convirtió en una pesadilla para el silbante Pablo Juárez, al ser agredido de forma artera por el jugador Spencer Martínez del equipo Calabacitas Tiernas.

Los hechos se dieron el jueves dentro del partido programado a las 18:20 horas, cuando Calabacitas enfrentaba el duelo de “vuelta” ante Real Cohólicos, quienes al final se quedaron con la ventaja.

La impotencia, el mal juego y la desventaja en el marcador ocasionó que Spencer sacara su furia contra el silbante que, según, benefició en el partido a los de “etílicos”.

El resultado de su desquite resultó en diferentes contusiones repartidas en el cuerpo del nazareno, por lo que tuvo que ser trasladado a un hospital para su atención, en espera de los exámenes para descartar cualquier complicación, sobre todo interna.

Los diferentes cuerpos arbitrales se pronunciaron en contra de la agresión, por lo que decidieron hacer público el caso en las diferentes redes sociales.

Trascendió que conformarán un frente común para evitar que más “Spencers” se presenten en las canchas y desquiten su frustración sobre quienes solamente llevan a cabo su trabajo.

Pablo Juárez se recupera de las lesiones de consideración y está recabando pruebas para poner la denuncia y proceder jurídica y penalmente con el agresor.

La batalla amenazó con irse con el mismo Eduardo Guevara, coordinador y gerente de El Barrio, quien recibió empujones de Spencer Martínez, quien, cabe mencionar, está boletinado en todas las ligas del estado como una persona peligrosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here