Omar SANTIAGO RICÁRDEZ

Los constantes viajes a Europa, así como la pandemia y el confinamiento por Covid-19, así como el cierre de fronteras en Estados Unidos, impidieron al guerrerense Armando Anselmo Ramírez viajar a Oaxaca y mostrar el par de medallas de oro y plata que obtuvo en el Campeonato Mundial de Kickboxing y Karate 2018 de Atenas, Grecia, y que dedicó a su maestro Teófilo Chávez.

Han pasado dos años desde la hazaña en el país helénico, pero la llama de la victoria continúa ardiendo y en la primera oportunidad viajó a México y llegar a Oaxaca para presentar a Chávez Calderón las preseas obtenidas en el WKU Championship.

Ayer, en conferencia de prensa, el artemarcialista, quien radicó en Oaxaca desde niño y hasta los 20 años de edad, cuando emigró a California, Estados Unidos, dijo sentirse agradecido con Chávez Calderón por la instrucción recibida en la organización Shito Kai de karate-do, hace más de veinte años.

Oaxaqueño por adopción, Armando Anselmo Ramírez precisó que la preparación y constancia son fundamentales para alcanzar el éxito, lo que lo llevó a fundar la Champion Eyes-Martial Arts.

Acompañado por su sensei Teófilo Chávez, Ramírez, de 48 años de edad, indicó que en la competencia participaron exponentes de 35 países, siendo muy estrictas las eliminaciones, no obstante salió avante para lograr las cuatro preseas.

“Agradezco al sensei Teófilo (Chávez) porque fue mi primer maestro, por él aprendí a tener un gran amor a este deporte. Con los años emigré a Estados Unidos, pero ahí comencé a crecer, a tratar de mejorar todos los días, agradezco al maestro por sus enseñanzas”, completó al dejar entrever que a corto plazo está la incentiva de fundar una filial oaxaqueña de Champion Eyes-Martial Arts.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here