Omar SANTIAGO RICÁRDEZ

Luego que hace unos días un piloto de parapente con motor quedó atorado en una palmera frente al municipio de Santa María del Tule, Rafael Medina Baños, integrante del Club Alebrijes Voladores ofrecieron asesoría a los interesados en incursionar en la disciplina para evitar incidentes como este.

Carlos Toledo, quien pilotea un ultraligero, que frecuentemente se observa surcando el cielo en Valles Centrales, Ricardo Hernández y Emmanuel Antonio Osorio, quienes coincidieron que el incidente de hace unos días se dio más que nada a la inexperiencia del piloto, que saben es originario de Tlaxiaco y quien despegó de Lachigolo, comunidad cercana al lugar donde tuvo el accidente que por fortuna no paso a mayores, señalaron que el conocimiento debe anteponerse a la aventura.

Indicaron que para poder realizar estos vuelos se llevan a cabo una serie de requisitos de seguridad, que evita al máximo algún accidente, además de la hora en que se debe realizar, que regularmente tiene que ser por la mañana hasta antes de las 14:00 horas, después de ahí el clima cambia, en el caso del parapente se aprovechan las corrientes de aire caliente para elevarse.

“Fue acertada la decisión del piloto al agarrarse de la palmera, de lo contrario pudo haber sufrido graves lesiones, pues el motor que llevaba pesa unos 20 kilos”, indicaron.

Rafael Medina Baños coincidió en que se deben acercarse a personas con experiencia como ellos, que son quienes los pueden orientar más detalle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here