Leobardo GARCÍA REYES

La naturaleza hizo lo que el humano no pudo: empastar la cacha del Estadio “Gral. Manuel Cabrera Carrasquedo” de la UABJO, que ahora luce un verde intenso, producto de las lluvias de las últimas semanas.

Pese al esfuerzo de la dirección de Cultura Física y Deporte de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, a través de su titular Gerardo Meléndez Matías, no se logró que el añejo inmueble luciera como ahora.

A lo largo de los últimos meses se trabajó en el mejoramiento de esas instalaciones, que no han sido utilizados tras el confinamiento por COVID-19.

El “Carrasquedo” ha sido escenario de múltiples encuentros de futbol e, incluso, de carreras de motocicletas hace más de 30 años; el sobreuso no permitió un empastado constante.

Actualmente el estadio, en la calle de Derechos Humanos de esta ciudad, es utilizado por diferentes ligas de futbol de la capital que cada fin de semana programan encuentros; el exceso de partidos igualmente, aunado al poco mantenimiento, no permitió el brote de pasto de manera uniforme.

Incluso, a finales de la década de los 70 e inicios de los 80 fue casa del equipo Linces, de la Tercera División, y posteriormente de Chapulineros de Oaxaca, que ocuparon el lugar como casa sede antes de mudarse al hoy extinto Estadio “Benito Juárez”, en Santa María Ixcotel.

La última ocasión que fue empastado el inmueble fue en el 2006, gracias al trabajo de la directiva de Alebrijes de Oaxaca de la Segunda División.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here