Omar SANTIAGO RICÁRDEZ

La directiva de la Liga de Balompié Mexicano (LBM) informó que el arranque del primer torneo se pospondrá para el 16 de octubre, un mes después de lo planeado, debido a los lineamientos sanitarios por COVID-19 en el país.

Mediamente comunicado precisa que la situación que se vive en torno a la propagación del coronavirus a nivel mundial se determinó aplazar el inicio de la temporada inaugural para tener una competencia bien organizada y con todas las medidas sanitarias.

En tanto, cada club sigue trabajando con sus entrenamientos y en Oaxaca el equipo Chapulineros inició el registro de aspirantes a formar el plantel.

Son 11 los clubes que confirmaron su participación en el torneo 2020 de la LBM y gracias al trabajo logístico que se dio desde inicios del año, la directiva se ha fortalecido, causando interés de promotores y aficionados.

Los clubes integrados a la Liga son Faisanes de Yucatán y Halcones de Zapopan, que representaron la confirmación de las franquicias fundadoras nueve y diez de Primera División de la nueva Liga; antes, Tabasco anunció su asistencia con el equipo que informó que se aliaron dos clubes para buscar su incorporación a la justa.

Los conjuntos que están esperando el momento de entrar al terreno de juego para preparar sus planteles, o bien para formarlos, son Chapulineros de Oaxaca, Atlético Ensenada, Neza Futbol Club, Industriales de Naucalpan, Jaguares de Jalisco, Club Deportivo Atlético Veracruz, Club de Futbol Veracruz Tiburón y  Acapulco.

En tanto, Chapulineros de Oaxaca espera la autorización para poder llevar a cabo los trabajos de visorias, además de que se buscará utilizar el estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO) como sede del plantel.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here