Por Alfonso G. BENÍTEZ BUSTOS

Hace 19 años Nelson Barrera Romellón rompió el record de más cuadrangulares en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), marca que le costó una racha negativa de 24 días sin poder conectar más que hits y algunas abanicadas.

Recuerdo que en aquel tiempo era asiduo aficionado a asistir al estadio para ver lo que para mí fue el mejor equipo de Guerreros de Oaxaca; en esa época soportaba, junto con mi primo, lluvia, sol, aire y horas de espera cuando se suspendía un partido, pero que bien valía la pena.

En cada partido Nelson, que en paz descanse, salía a buscar con todo el cuadrangular 454 que lo puso en la cima como el mejor vuela cercas de México, aunque alcanzar esa meta lo puso sin duda en una presión que era evidente en el diamante.

Con un andar ya más lento por la edad y las diferentes lesiones en piernas y brazos durante su carrera, Neslon salía a buscar el batazo, provocando que algunas veces se viera mal en el plato al ser ponchado por el pitcher en turno o incluso dominado por su mismo bat.

Parecía que el 454 no llegaría y que el “Almirante” se quedaría como segundo, debajo de Héctor Espino que sumó 543, pero un día como hoy, de hace 19 años, Barrera Romellón dio el batazo que lo hizo más inmortal de lo que ya era colocándolo como el mejor de todos los tiempos en varios departamentos del llamado “Rey de los deportes”.

Su vida fue relativamente corta y no pudo disfrutar lo que el beisbol le dio tras su retiro, pues Nelson falleció un 14 de julio de 2002 en su natal Campeche, luego de recibir una descara eléctrica cuando reparaba el techo de su casa, muriendo casi al instante, pasando a ser una leyenda más y que ahora es miembro del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here