Alfonso G. BENÍTEZ BUSTOS

Entre la zozobra con el destino de la Liga de Ascenso MX, con su todavía posible cambio de mote a Liga de Desarrollo o, ahora recién anunciado por Enrique Bonilla, presiente de la Liga MX, como Nueva División, Alebrijes de Oaxaca queda, por el momento y en teoría, como el último campeón del “circuito de plata”.

El equipo oaxaqueño ha participado en el Ascenso MX desde la temporada 2013-2014, sumando trece torneos y el actual que no culminó, para un total de siete años, tiempo en el que en dos ocasiones no clasificó a la liguilla y convirtiéndose con ello en un cuadro contante en la contienda por el título.

Asimismo, Alebrijes, que ha pasado por dos administraciones en su estancia en Oaxaca, logró el mismo número de títulos con cada una: el primero en el Apertura 2017-2018, calificando como quinto de la general y logrando el gallardete, y la segunda estrella en el Apertura pero de la campaña 2019-2020, en la que calificó como súper líder e invicto en casa, incluidos los partidos de temporada regular y liguilla.

Solamente en el Apertura 2014-2015 no clasificó al quedar en la décima posición de la tabla general y en el Clausura 2015-2016, aunque quedó como octavo por el sistema de clasificación, entraron a la postemporada solamente siete equipos y líder pasó “sin despeinarse ” la primera ronda.

Alebrijes se ha metido a la liguilla en las posiciones 1, 3, 5, 6, 7 y 8, pero nunca lo ha hecho como sublíder o como cuarto lugar, pero predomina la quinta posición, sitio que ha quedado en tres ocasiones y alcanzado la Liguilla.

De las once liguillas que ha disputado, en tres ha sido eliminado en semifinales, seis ocasiones en cuartos y ha sido campeón en dos de éstas, la última en el Apertura 2019-2020, convirtiéndose así en el último campeón, hasta ahora, del “circuito de plata”.

La temporada Clausura 2019-2020, que no concluyó, Alebrijes no mostró buen futbol, colocándose en el décimo lugar con apenas uno ganado, tres empates y cuatro derrotas, faltando solamente dos partidos pos jugarse.

Precisamente en esta campaña Alebrijes se colocó en el primer lugar de asistencia a los estadios de todo el país, con un promedio de 11148 personas por partido, lo que significa el 80 por ciento de su capacidad total.

La asistencia de la gente pudo ser el efecto del título obtenido la temporada pasada, pues supera a su más cercano seguidor, Correcaminos, por más de 2000 personas, y no se diga el último lugar que fue Cimarrones, con apenas mil 828.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here