Alfonso G. BENÍTEZ BUSTOS

Han pasado 27 años desde que Oaxaca alcanzó su primer ascenso en el futbol profesional con el equipo de Chapulineros del Deportivo Oaxaca, conjunto que tenía entre sus filas a jugadores nacidos en la estado, como Juan de Dios Uribe Ríos, quien, además, aportó dos goles en aquella final de 1993 ante Tecomán.

En entrevista, el ex jugador profesional oaxaqueño dijo a AH JIJOS que ese día lo tiene como si hubiera sido ayer, pues para él es un gran orgullo ser parte de ese equipo que en la temporada 1992-1993 logró el título de la Segunda División.

“Cada año que pasa lo recuerdo como si hubiera sido ayer, son dos goles que marcaron para toda la vida y al futbol de nuestro estado y ahí van a estar guardados por muchos años y en los tiempos venideros”, detalló el único oaxaqueño que puede presumir ser parte del título de Chapulineros y de Alebrijes.

Uribe Ríos dijo que ese equipo generó que la gente se identificara en gran medida, pues era una escuadra que cada partido salía a romperse el alma por el ansia se conseguir ese título que Oaxaca necesitaba y lo lograron de la mano de Roberto “El Virolo” Castellanos Barranco, además de los goles que hizo Juan de Dios en todos los partidos de liguilla.

 

SIN FESTEJO POR

LA CUARENTENA

De forma regular los campeones 1992-1993 ante Tecomán se reúnen para recordar el momento, pero, ante la contingencia que se vive en la actualidad por COVID-19, el festejo tiene que ser postergado, pero desapercibido.

“No tuvimos la oportunidad de juntarnos, lo veníamos haciendo en anteriores años pero dado la contingencia que nos aqueja a nivel mundial este año no hubo. Nosotros tenemos un grupo de whats(app) en el que  recordamos ese bello momento y lo disfrutamos muchísimo haciendo comentarios y sintiéndose orgullosos de haber pertenecido a esta gran escuadra que tenía gran identificación y llenos en el  desaparecido (Estadios) ‘Benito Juárez’”, comentó al precisar que está programado un festejo posterior a la cuarentena.

 

EN DESACUERDO CON LA

DESAPARICIÓN DEL ASCENSO

Para el también directivo en algunos equipos la situación del futbol nacional es difícil y las decisiones que se han tomado las considera precipitadas, pues –consideró–debieron analizarse con mayor profundidad para no afectar al balompié nacional.

“Todo el esfuerzo económico y deportivo de años similarmente te lo tiran a la basura. Alebrijes estaba en la espera de la certificación y durante este tiempo se preparó y ahora que era el momento para que un equipo, que representa a nuestro estado, llegara al anhelado máximo circuito, hoy desafortunadamente y con medio boleto, sencillamente dicen no”, agregó.

Para Juan de Dios Uribe, Alebrijes de Oaxaca marcó la segunda época dorada del futbol oaxaqueño, pues fue un equipo que en poco tiempo logró dos títulos y fue protagonista en las liguillas del ascenso que en la cancha hizo todo para ser aprobado y que se ganó a la gente con base en sus resultados deportivos.

 

LA NUEVA LIGA, UNA

OPCIÓN PARA JUGADORES

Para el que fuera auxiliar de Jaguares de Chiapas se le debe dar la bienvenida a todo lo que sea futbol y donde entrenadores, jugadores y administrativos tengan la oportunidad de estar en un proyecto.

“Siempre y cuando las cosas se hagan de buena manera, que se trabaje con rectitud y responsabilidad, lo único que faltaría es contar con un aval de la FIFA para convertirse en una liga oficial, pero por ahora estamos hablando de una liga amateur”, completó con referencia a la Liga de Balompié Mexicano (LBM).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here