Omar SANTIAGO RICÁRDEZ

Con la participación de 60 vehículos el fin de semana se llevó a cabo la exposición de autos modificados “El tunning es amor” en la avenida 16 de Septiembre y explanada de la agencia municipal de Santa María Ixcotel.

Desde autos recientes a modo custom hasta unidades clásicas y otras modificadas en audio y video, la exhibición concluyó con la entrega de reconocimientos a los participantes, provenientes de clubes como el Spark Oaxaca y la Hermandad Automotora de Oaxaca (HAO), así como otros que llegaron de manera independiente.

Edecanes y sonido engalanaron la convivencia que duró alrededor de cinco horas, tiempo en el cual los lugareños, así como aficionados a los autos modificados, se reunieron en el lugar para admirar los vehículos.

Rafael Ángel González Merlo, organizador, indicó que se trató de una convivencia corta en las inmediaciones del centro histórico, que tuvo como objetivo acercar a los miembros de los diferentes clubes y dar testimonio de que en Oaxaca existen pasión por esta modalidad estática del automovilismo.

Uno de los autos que causó mayor furor fue un Buick Riviera 1971, en negro brillante. Se trata de un vehículo fabricado por Buick bajo la firma estadounidense General Motors. Su producción empezó en 1963 y concluyó cincuenta años después, en 1999. Utilizó la plataforma “E” de GM como el Oldsmobile Toronado o el Cadillac Eldorado.

Asimismo, se pudieron disfrutar de diferentes modelos de Panel Volkswagen, la caravana de Spark e, incluiso, una Jeep Patriot, entre otros.

Luego de varias horas de exhibir los autos González Merlo procedió a la entrega de reconocimientos y más tarde rompió filas, en espera, dijo, de la realización del Campeonato de Off Road 2020, que tendrá como sedes la Villa de Zaachila y la agencia municipal de San Antonio Arrazola.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here