*Una complicación durante la operación de páncreas a la que fue sometido fue la causa

Alfonso G. BENÍTEZ BUSTOS

El deporte nacional, y en específico el ciclismo, está de luto. Miguel Arroyo Rosales, el llamado “Halcón de Huamantla”, murió este jueves por la tarde tras complicarse una segunda operación de páncreas a la que fue sometido.

El deceso fue confirmado por sus hijos Miguel y Fernando, quienes detallaron que  a las 18:00 horas el legendario pedalista mexicano no salió con bien de la operación que le realizaban, la segunda en dos semanas.

Miguel Arroyo fue un asiduo participante de las carreras ciclistas en Oaxaca, ganando las clásicas Lunes del Cerro y Benito Juárez; durante su retiro participó en los eventos que organiza Ciclismo Enserio.

La última ocasión en que el “Halcón” corrió en la entidad fue en el puente de noviembre y antes en la Ruta Tradicional Ciclista de septiembre con el recorrido tradicional al cerro del Fortín, circuito que recorrió infinidad de veces.

Seleccionado nacional, con 53 años de edad cumplidos, participó en dos ediciones de Tour de France, retirándose del profesionalismo en 2001, momento en el que siguió disfrutando del deporte de sus amores de forma amateur, participando en carreras por todo el país, incluido Oaxaca.

Fue a esta ciudad a la que le tuvo mucho cariño y junto con sus dos hijos recorrió las carreteras oaxaqueñas, pues además vistió el sueter de Mayordomo en repetidas ocasiones, dándole realce al ciclismo oaxaqueño.

Como reconocimiento al legendario pedalista, Ciclismo Enserio le rendirá un homenaje el sábado en el inicio de la Copa Mayordomo, mientras que en su natal Tlaxcala, en agosto, se realizó una carrera que llevó su nombre.

Descanse en paz uno de los mejores ciclistas que ha dado México y que sin duda, en Oaxaca se le va a extrañar.

Con otra leyenda: Raúl Alcalá. Foto: Cortesía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here